MONJES Y MONJAS RPS

Somos un puñado de personas, varones y mujeres, que hemos decidido jugarnos la vida por Jesucristo.  Hemos descubierto que Él se la jugó por nosotros y ahora nosotros queremos corresponderle con amor y entrega total. 

Somos consagrados a Dios en vida religiosa.  Hacemos parte de la Comunidad Monástica de los Siervos de la Reina de la Paz (Reginae Pacis Servi).  Y como el nombre es largo, desde ahora lo abreviaremos como RPS. 

Los RPS vivimos de Providencia, es decir que Jesucristo nos provee cada día con lo que necesitamos, en tanto que nosotros nos dedicamos a buscar cada día Su Reino por la oración, el ofrecimiento de nuestras obras, sacrificios y trabajos de cada día. Nos lo dijo Jesús: “Busquen primero el reino de Dios y lo demás se les dará por añadidura” (Mateo 6,33).

Nuestra casa es el Monasterio de la Providencia.  La palabra “monasterio” puede dar la idea de una gran e imponente construcción barroca, pero en nuestro caso no es así: nuestro Monasterio es pobre y sencillo, sin ostentación de nada.

Nuestra vida es también sencilla, está hecha de: Oración litúrgica, Lectio Divina, Rosario, Trabajo manual, comidas juntos, Eucaristía cotidiana, oración silenciosa personal, momentos de distensión en fraternidad.

Nos esforzamos por vivir el espíritu de Medjugorje, que se desprende de los mensajes y enseñanzas de la Santísima Virgen, con el título de Reina de la Paz.  Oramos y trabajamos por el triunfo de su Inmaculado Corazón.

Somos abiertos a la acción, los dones y carismas del Espíritu Santo, defendemos la vida y la familia según el plan de Dios y apoyamos el arte católico, sobre todo la música contemporánea de evangelización. 

Tenemos también un moderado servicio apostólico, el de guiar a Oasis de Paz, que es la rama seglar de nuestra Comunidad, integrada por niños, jóvenes y adultos, solteros o casados, con sus familias o solos, quienes viven el mismo espíritu en medio del mundo.  Junto con nuestros seglares, organizamos y guiamos encuentros de oración, jornadas y retiros espirituales abiertos para todos.

Actualmente, nuestra Comunidad ha recibido el status canónico de Asociación Pública de Fieles por parte de S.E. Mons. Carlos García Camader, Obispo de Lurín, Lima Sur – Perú.

Quizá te preguntes cómo es nuestra Comunidad: por un lado se dice “monástica”, pero por otro lado ves tanta “actividad” y tanta vida en las fotografías e incluso en la música que promovemos, ni qué decir de las noticias y el tipo de discernimiento que manejamos sobre temas actuales que se dan en la Iglesia y el mundo.  Bien.  Mereces que te lo expliquemos.

​Somos una pequeña Comunidad de monjes y monjas que tiene “al lado” una creciente rama seglar, los miembros de Oasis de Paz. 

Los monjes y monjas RPS nacimos en La Iglesia en el mes de abril del año 2010.  Somos, por lo que ves, una Comunidad joven en años.  Consideramos a la Santísima Virgen María, Reina de la Paz, como nuestra fundadora.  ¿Por qué?  Porque Ella es quien ha iniciado un nuevo modo de vivir el Evangelio dentro de la Iglesia (un nuevo carisma).  Jesucristo Nuestro Señor y La Reina de la Paz poco a poco fueron comunicando Su Voluntad para con nosotros.  Nos pusieron a Fr. Israel y a Sor Karina como padres y superiores.

​Al principio pensábamos que teníamos que hacer algún trabajo específico para ganarnos “el pan de cada día”, pero luego El Señor nos fue enseñando el camino misterioso y siempre sorprendente de vivir confiados en el auxilio diario de la Divina Providencia.  Así vivimos hoy y así esperamos vivir cada día de nuestra existencia.  No tenemos rentas fijas, ni sueldos, ni ayudas de alguna institución, pero testimoniamos –para gloria de Dios- que nunca nos ha faltado ninguna cosa necesaria para vivir, alimentarnos e incluso la atención médica y las medicinas, cuando las hemos necesitado.

​Pero, ¿qué es lo que hacemos por los demás?  A ver: lo primero en nuestra vida se llama Holocausto Interior (ofrenda interior, inmolación).  Esto consiste en el ofrecimiento constante de lo que somos y tenemos para la salvación de todo el mundo.  La explicación podría ser larga pero lo resumimos así: Ofrecemos de corazón nuestros sufrimientos, alegrías, gozos y cruces interiores y exteriores para la salvación de todos y en reparación por los pecados del mundo entero.  Lo segundo en nuestra vida es vivir la escuela espiritual que La Reina de la Paz propone desde Medjugorje.  Se trata de un camino netamente evangélico de sencillez, espíritu de infancia para: orar, meditar la Palabra de Dios, adorar la Eucaristía, ayunar y convertirnos cada día, abiertos de par en par a la acción del Espíritu Santo (dones, carismas y frutos).  Lo tercero es un moderado apostolado, que lo realizamos los fines de semana, sobre todo enfocado en la guía espiritual de Oasis de Paz, conferencias y eventos de oración y evangelización. 

Tenemos, apostólicamente hablando, una opción preferente: la defensa de la vida, del matrimonio y de la familia y la promoción de la música y el arte para la nueva evangelización.

​Como verás, no somos monjes y monjas al “estilo clásico” (tal como lo son las grandes y antiguas órdenes monásticas), somos una Comunidad muy peculiar y queremos ser gozosos testigos de la Gracia y el Poder de Jesucristo, que puede crear en nosotros portadores de paz y de vida nueva.

​Somos esencialmente contemplativos.  En esta web verás muchas fotos y videos, pero todo ello sólo muestra una parte de nuestra vida, la mayor parte de nuestro camino no tiene fotografías, es lo que no se ve, pero lo que más cuenta a los ojos de Dios.

​El Señor te bendiga!!!!!

gracias!!!!

​Fr. Israel